top of page

"Que las inmobiliarias se dediquen no solo a hacer bonitos departamentos..."

Actualizado: 9 jun 2023

María Paz Vives, artista - Entrevista


Comenzó con la fotografía como un hobbie y con el tiempo descubrió que la edición y la intervención digital eran su verdadera pasión. Se describe como una artista de la tecnología y de lo inmediato. Para María Paz, el arte es un atributo que hace sentir mejor a los seres humanos y que la conectan consigo misma, el hecho de poder crear contenidos infinitos la motiva. Ha montado exposiciones en la que destacan “Photosintesis” en Galería La Sala y en Distrito de Lujo en Parque Arauco. Le entusiasma la idea de integrar el arte a lugares comunes, al paisaje cotidiano. Hoy sus obras decoran el nuevo piloto de nuestro Edificio Candelaria en Vitacura.


María Paz Vives
María Paz Vives

-¿Quién es María Paz Vives?


Soy publicista, me especialicé en marketing y trabajé mucho tiempo con empresas y marcas relacionadas al deporte y al alto rendimiento. Luego empecé a estudiar fotografía y edición de imágenes como un hobbie y descubrí una pasión que tenía escondida. Se trata de la inmediatez. Yo soy artista de lo inmediato, de lo digital y de la tecnología. Esa sensación de aportar al arte me gustó mucho, el poder crear infinitos contenidos y composiciones digitales (...). Me encantó eso, el trabajo limpio del computador y la tecnología asociada a la parte creativa.




-¿Cómo fue el paso de la publicidad al arte?


Mientras trabajaba en marketing -y con hijos chicos- empecé a tener problemas con el horario porque tenía que trabajar los fines de semana y dije “necesito independizarme y tener alguna actividad que me permita complementar la familia y el trabajo”.


Luego me fui a Berlín, allá recorriendo y conociendo galerías de arte, descubrí el montaje. Ya no es una imagen en papel detrás de un vidrio enmarcado, sino que hoy tienen otros soportes para mostrar el arte de la fotografía. Se puede hacer una mucho más contemporánea y no tan figurativa, más abstracta. En el computador aprendí a intervenir imágenes sacadas por mí. Esa libertad, de poder estar en cualquier lugar, de hacer captura y después en la tranquilidad de mi casa poder trabajar la postproducción, fue lo que me llevó a iniciar este arte.



-¿Cuál es tu mayor fuente de inspiración?


Me gusta mucho el tema de la naturaleza y lo encuentro muy escultórico, especialmente los árboles y las plantas. No soy mucho de paisaje, me gustan los objetos únicos, y ese objeto único, puede ser una rama, un tronco, algo especial de la naturaleza que voy modificando y lo voy llevando a una composición donde yo lo visualice en el interiorismo. Me relaciono mucho con la decoración y con el interiorismo, más o menos sé a dónde tengo que llevar mi arte. Tiene que estar en una casa, una oficina, no soy muy artista de galería, siendo que he hecho exposiciones. Me gusta estar en el interior de los lugares, cosa de vestir los muros donde las personas van a interactuar, donde estarán o donde vivirán.

Es un arte orientado hacia el interiorismo, básicamente.



-¿Cómo se desarrolla tu proceso creativo?


Tengo dos formas de trabajar. Una es ser artista de proyecto, donde llega un cliente y me hace un encargo y me dicen “María Paz, necesito una obra para un hotel” y me da ciertos tips y características, ya sea el layout o algún render del lugar donde van a necesitar el cuadro. Me especifican lo que les gustaría, por ejemplo, imágenes sobre la Patagonia o la cordillera, entonces yo utilizo un banco de imágenes creadas por mí, que son millones y con las demás herramientas digitales voy componiendo hacia la línea de petición de ese encargo.


Otra forma -y que me gusta más porque es más libre-, es buscar inspiración en artistas internacionales y en decoración. Me gusta mucho lo que hacen en Brasil, sus decoradores son bien abstractos. Eso es como un input en la composición de lo que voy a hacer en el color o en las texturas, voy llenándome de estímulos, voy viendo distintos estilos y luego aparece una idea que la dibujo en un cuaderno y después voy en el computador. Un poco llevando los ingredientes -que son las imágenes que yo tengo- y ahí empiezo a componer.



-¿Cuáles han sido los hitos más importantes de tu carrera?


Yo creo que fue la pandemia, trabajé mucho. Fue un momento de desafío de mucha petición de trabajos a clientes que querían tener sus propios cuadros con mi estilo, con mi técnica, pero con imágenes de ellos, de sus familias o de algún hobbie que les gusta.


Otro hito importante fue mi exposición de más de 26 obras en la Galería La Sala, en Vitacura, que fue muy bonito porque tuve que crear líneas de trabajo. Ya no eran las obras sueltas, sino que desarrollé líneas con distintos temas.


He tenido otras exposiciones, como en Distrito de Lujo de Parque Arauco. Fue una exposición abierta en el exterior, las personas podían acercarse y rodear la obra en 360 grados y eso también fue un hito bien interesante porque estuvo abierta un mes y después se expuso en otras partes de Santiago. Fue interesante el trabajo de estar al aire libre y de acercar el arte a las personas.



-¿Cómo fue esa experiencia de presentar tu exposición “Photosintesis” en Galería La Sala?


Fue trabajar un año entero, era una muestra personal, donde solo yo como artista iba a vestir todos los muros de la galería y necesitaba componer muchas obras. Ya tenía algunas de base que son los árboles -que para mí el árbol es un objeto de la naturaleza que en sí mismo representa el arte-. Tenía muchos cuadros de distintos árboles y en revisión con una curadora, fuimos desarrollando diferentes líneas con ellos. Otros objetos que me gustan mucho son unas esculturas hermosas llamadas Las Meninas, de Manolo Valdés -artista español- obras influenciadas por Diego Velázquez. Yo hice mi propia versión de fotografía de estas obras y elegimos distintos tipos de cuadros que yo tenía. Principalmente son árboles, meninas y objetos relacionados a la naturaleza. Mucho abstracto también.


Fue muy emocionante, pero me dio COVID bastante fuerte y no pude estar presente en el día de la inauguración, solo a través de videollamada, así que no pude disfrutar de los abrazos ni del honor de recibir a la gente. Fue una bonita experiencia y la más grande que he tenido.


"Que las inmobiliarias se dediquen no solo a hacer bonitos departamentos, sino que aportar con ese granito de arena de exhibir, es una forma de difundir y mostrar el arte"

Piloto Edificio Candelaria

-¿Qué te parece que tu trabajo decore el nuevo Edificio Candelaria en Vitacura?


Es súper emocionante. Fui a conocer el edificio y lo encontré muy bonito. Tiene mucho que ver con lo contemporáneo, con las líneas que se usan hoy en el diseño y la arquitectura. El material que eligieron para las obras (metacrilato), es un material que se ajusta y se adapta muy bien al estilo del edificio. Eso diría que es lo que más me gustó, en lo jugados que fueron, de elegir obras en este material porque no existe en Chile.


Si se va a otros lugares del mundo, así se presenta el fine art, pero en Chile todavía no estamos acostumbrados a este soporte, que es un acrílico bien brillante y con mucha resolución, por lo tanto uno puede acercarse y ver mucho detalle de la obra.


Lo que más me gustó fue la elección de esas obras, porque conversan muy bien con el diseño y lo moderno del edificio, así que es todo un orgullo poder estar en el hall, que es donde más se lucen y donde más personas van a tener acceso a poder verlas. Es todo un honor para mí estar ahí.



-¿Qué sentiste cuando te enteraste?


Feliz, yo supe en el verano de este año que el equipo de la inmobiliaria estaba tratando de ubicarme y en marzo me contactaron. La encontré una súper linda oportunidad, además han sido muy cálidos conmigo. Llevé las obras y dijeron “acá se quedan” así que fue un trabajo muy fluido, que es lo que más me gustó.


Es rico cuando te celebran y cuando admiran lo que uno hace, porque la verdad es que los artistas nos enamoramos de nuestras obras, pero que alguien le guste tanto como a uno, no es siempre así. La personas de la inmobiliaria fueron muy cariñosas en demostrarme ser admiradores de mi trabajo, así que muy orgullosa y honrada con esto.



-Según tu perspectiva, ¿Cuál es la importancia de la vinculación del arte con la comunidad?


Creo que el arte siempre ha sido un atributo que hace sentir mejor a los seres humanos. Lo defino como una inversión sexy, hay gente que invierte en otras cosas pero las personas que invierten en arte tienen una sensibilidad especial.


Me parece un aporte poder llegar a la comunidad y no son muchos los espacios en Chile, no pasa muy seguido que las personas quieran invertir en arte porque hay tanta otra cosa en qué invertir y muchas veces también prefieren algo que no es tan duradero, que no tiene altos costos o que no se valora tanto el trabajo del artista. Nos queda mucho todavía como sociedad, de poder valorar lo que tenemos y lo creativos que somos en general.


¿Crees que se necesitan más instancias como estas?


Ojalá sucediera en las oficinas o en empresas, de integrar el arte a lugares comunes, donde transitan no solo las personas que trabajan ahí, sino que gente que está de paso por estos lugares.


También las inmobiliarias con sus proyectos de vivienda, integrar el arte es dar algo diferente, un sello especial a la propia inmobiliaria y al edificio. Es rico cuando uno entra a un lugar y lo ve bien puesto, bien vestido y que también incluyó no solo la parte del interiorismo, de la decoración, sino que también que está utilizando artistas en sus proyectos, hace que podamos desarrollarnos más y es un aporte grande y un ejemplo muy interesante y muy importante para la competencia y para el resto de los edificios.


Que las inmobiliarias se dediquen no solo a hacer bonitos departamentos, sino que aportar con ese granito de arena de exhibir, es una forma de difundir y mostrar el arte, así que me parece muy importante.



-¿Algún mensaje para quienes tengan la posibilidad de disfrutar tus obras en Edificio Candelaria?


Me encantaría que pudieran acercarse a la obra no solo pasar, sino que acercarse y sorprenderse con este trabajo. Me gusta hacer hincapié en la tecnología, porque gracias a todo lo que existe hoy para poder trabajar, se llegan a procesos donde no se nota el truco, como que aparece esta secuencia de árboles, pero nadie sabe cómo se hizo. Me encanta generar ese misterio. Ojalá que se acerquen y puedan ver bien los detalles y quedarse con ese saborcito rico que genera poder ver algo nuevo en un soporte nuevo y con una nueva forma de hacer arte.


Entrevista por: Javier Guerra Ortego.

462 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Tortugas

Comments


Tendencias

bottom of page